viernes, 8 de marzo de 2013

25 de abril: cuestión de 'cracks'

El 25 de abril de 2006, Canal+ Francia sacaba a la luz una entrevista con Zinedine Zidane en la que anunciaba su retirada del fútbol. El astro francés declaraba su intención de finalizar su carrera deportiva tras la disputa del Mundial de Alemania que se celebraría en el verano de aquel mismo año. El mejor futbolista francés de la historia abandonaba definitivamente el verde de los estadios en donde, desde comienzos de la temporada 89-90, se había ganado el respeto y la admiración de compañeros y adversarios. En ese instante el fútbol galo sufrió un tremendo varapalo, pero como en casi cualquier circunstancia de la vida, siempre existe una solución. Un resurgir del fútbol francés gracias al proyecto futbolístico que se estaba 'cocinando' en las categorías inferiores del RC Lends. Pero vayamos poco a poco, sin prisa. Utilicemos la máquina del tiempo que ideó el descabellado científico Alexander Hartdegen (interpretado por Guy Pearce) en la 'peli' La máquina del tiempo. Retrotraigámonos trece años atrás, sin abandonar ese 25 de abril.

Aterrizamos de nuestro viaje espacio-tiempo en la región norteña de Lille, muy próxima a la frontera con Bélgica. Acaba de nacer un pequeño bebé de tez morena que, con total seguridad, se convertirá en el mejor central del mundo. Ese pequeño francés responde al nombre de Raphael Varane. Tras su paso por el conjunto local AS Hemelles, fichó por las categorías interiores del Racing Club Lends, equipo con el que debutó en la primera división francesa en el 2010. Al año siguiente, en verano de 2011, el joven francés recibió una noticia que cambiaría su devenir profesional: el Real Madrid, asesorado por la opinión de un tal Zidane, estaba interesado en contar con sus servicios. Sin pensarlo dos veces, firmó con el conjunto blanco por seis temporadas, quedando ligado a él hasta 2017.

Portada diario MARCA 31-01-2013
Desde entonces, Varane ha sorprendido a propios y extraños. Su seguridad defensiva, tanto por alto (gracias a su 1,91 de envergadura) como a ras de suelo, le convierten en un fijo en los últimos onces del entrenador portugués José Mourinho, Y no estamos hablando de onces para enfrentarse a equipos de mitad de tabla hacia abajo, no. Estamos hablando de dos colosos del fútbol europeo: el Fútbol Club Barcelona y el Manchester United. ¿Una palabra que describa la actuación de Varane en sendos partidos? IMPECABLE, no existe otra definición. Tal es el éxito del joven Raphael en el conjunto madridista que el seleccionador galo, Didier Deschamps, le llamó para un choque contra la selección alemana. La prensa se deshace en elogios hacia el jugador francés, y no es para menos. Con apenas 19 años de edad, ha relegado al banquillo a un central de la talla de Pepe.

En suma, es evidente que el fútbol francés tiene calidad más allá de las botas de 'Zizou'. En el deporte rey, como en la vida, siempre está por escribir un nuevo capítulo de un libro apasionante, un libro que emociona a millones de seguidores en todo el planeta. El libro del fútbol francés, tiene una particularidad en comparación con el resto de libros futbolísticos. Un nexo de unión entre dos capítulos, uno escrito y otro por escribir; uno que es historia viva del fútbol y otro que hará historia. Un 25 de abril que une a dos genios del balón: Zinedine Zidane y Raphael Varane.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada